(1) El padre de Jean II “le Bon”, Philippe VI de Valois, había casado en segundas nupcias con Blanca, hermana de Carlos II de Navarra. Cuando a su vez Carlos II de Navarra casa con la princesa Jeanne, hija de Jean II “le Bon”, Blanca será curiosamente suegra del suegro (Jean-le-Bon) de su hermano Carlos II de Navarra.

Philippe VI de Valois y Blanca de Navarra Evreux

Blanca de Navarra Evreux
reina de Francia
hermana de Carlos II de Navarra Evreux

Jean II le Bon
hijo y heredero de Philippe VI de Valois
suegro de Carlos II de Navarra
yerno de Blanca de Navarra Evreux

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(2) Bernard VII, condestable de París y conde de Armagnac, de Fézensac, de Rodez, de Pardiac y vizconde de Lomagne y Auvillars, había casado con Bonne, hija de Jean duque de Berry, hermano éste de Jeanne de Valois (madre de Carlos III el Noble) y del rey Charles V de Francia. El conde Jean, hijo de Bernard VII, fue el yerno de Carlos III pues casó con la infanta Isabel de Navarra Evreux. Una hermana de este conde Jean - Anne - fue la abuela de Alain el Grande, señor de Albret.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(3) como ejemplo, a principios de junio de 1397, Carlos III parte hacia París para negociar con su primo hermano el rey Charles VI “le Fol” la situación de sus feudos en Francia. Pero vuelve enseguida en noviembre del mismo año porque el rey francés está pasando por una etapa de demencias crónicas.

las demencias de Charles VI

Le acompañan en ese viaje 75 personas con 324 de a caballo. Fueron en su compañía el obispo de Bayona que era su confesor, Mosen Leonel, Carlos de Beaumont alférez del Reyno, el señor de Luxa, Bertrán de Lacarra, Martín de Aybar, el señor Jean de Agramont, Gascón de Urroz, Pere Arnau de Garro, Juan de Domezain, el señor de Lasaga, Pero Sanz de Lizarazu, Rodrigo de Esparza y 20 caballeros más, dos médicos, un limosnero, tres secretarios, los pajes, el astrólogo, un boticario, un cirujano y varios capellanes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(4) Para el palacio de Tafalla mandó el Rey comprar en Estella y su comarca dos o tres cargas de buenos “fruitales jóvenes engertados de peras francesas de San Reble, Dangoix, de ceresales, et de durasnales, los mejores que haber se podrán, et que los envien con diligencia á Tafailla en la primera mengua de luna, porque luego sean plantados en el jardin de los palacios de Tafailla”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(5) es digno de mención también el sepulcro del Canciller del Rey, Francisco de Villaespesa (+ h. 1421).


sepulcro del Canciller Villaespesa

capilla de la Virgen de la Esperanza
catedral de Tudela

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(6) los oficios de palacio que su padre el rey Carlos II tenía hacia 1362 eran:

  • botellero

  • maestro de escudería

  • chambarlen

  • clérigo de cámara

  • maestre hostal

  • capellanes

  • maestro de cocina

  • forrero

  • escudero de la forrería

  • chanzón del hostal

  • cambradineros o tesorero

  • escudero trinchant

  • confesor

  • pajes

  • paloafrenero mayor y guarda de los caballos mayores

  • palafreneros

El oficio de condestable fue traído también de Francia. Primeramente llamado “Comte d’estable” pasó luego a “Connestable”. De origen latino, “Comes stabuli”, tuvo uso en la decadencia del Imperio de Roma, “conde del establo o caballeriza”, algo así como el “caballerizo mayor”. En Francia se extendió su autoridad a toda la milicia del rey.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(7) Pierre de Sumalaga, García Eugui y Guillaume-Arnaud de Laborde.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(8) la creación del título de “príncipe de Gales” fue de la siguiente manera según la tradición británica:

el rey inglés Edward I trataba de someter al país de Gales. Del mismo modo que Edward I era vasallo del rey de Francia por sus feudos en Poitou, Normandía y Aquitania, buscaba que los galeses aceptaran esta misma o parecida relación feudal con él. Su príncipe reinante Llervlyn rehusaba la sumisión y fue muerto en batalla por el ejército de Edward I. Su hermano el príncipe David sufrió suplicio en Londres. Los galeses, sin príncipe, se sometieron. La forma en que Edward les proveyó de un nuevo príncipe fue así:

El 1 de febrero de 1284 su esposa Leonor de Castilla había dado a luz un heredero varón a la corona inglesa, ocurriendo el alumbramiento en el castillo de Caernarfon del país de Gales. Tres días después, una importante diputación de jefes de los territorios de Gales vinieron ante el rey inglés a rendirle vasallaje y le rogaron que les otorgara un príncipe que fuera de entre ellos y que no hablara ni francés, si sajón ni otra lengua inaccesible a su entendimiento. El rey Edward les prometió cumplir sus demandas de inmediato a condición de que prestaran lealtad a ese Príncipe que les había prometido. La diputación de jefes aceptó alegremente. Entonces el rey Edward pidió que le trajeran el niño real recién nacido (el futuro Edward II) y lo nombró Príncipe de Gales ya que había nacido en el País de Gales y no hablaba ni francés, ni inglés, tal como ellos habían pedido. Sorprendidos no pudieron replicar y le juraron fidelidad. De este modo el heredero de la corona de Inglaterra tomó el título.

armas del Príncipe de Gales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(9) el ducado de Gerona había sido creado en 1350 por Pedro IV el Ceremonioso, rey de Aragón, vinculándolo a los herederos de la Corona en la persona de su hijo Juan I, a semejanza de los usos en Francia en donde el heredero de los reyes Valois era duque de Normandía. Cuando en 1412, por el compromiso de Caspe, es elegido rey de Aragón Fernando de Antequera, convierte en febrero de 1414 el Ducado en Principado.

 

Fernando de Antequera
rey de Aragón

Un cronista de la época nos dice que:

“estando el rey don Fernando en el throno, llegóse a él su hijo mayor,
el infante don Alfonso
e vistióle el rei un manto mui rico, e púsole un chapeo en lacabeça,
e una vara de oro en la mano e dióle paz en el rostro
e tótulo de príncipe de Girona,
como antes se llamaba duque porque ya en el vecino reyno de Castilla
se avía dado al sucesor el de príncipe de Asturias”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(10) Juan I de Castilla, en el acuerdo de Bayona, prometió a su hijo Enrique con Catalina de Lancaster, para quienes instituye el Principado de Asturias. En esta ocasión el título de infante que desde el siglo XIII se empleaba para designar a los hijos de reyes - según se recoge en Las Partidas de Alfonso X y en textos del infante don Juan Manuel - se utilizará en adelante para llamar sólo a los demás hijos del soberano, no al heredero de la corona. Más tarde, en 1623, el rey Felipe IV ordenó dar a los infantes el título de alteza”. Hasta el siglo XII se llamó infantesa los hijos de los nobles de primera categoría (ricoshombres) añadiéndoles el nombre del solar familiar (así, por ejemplo, los infantes de Carrión o de Lara).

Juan I de Castilla y León

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(11) "apanage" del Delfinado instituido por Jean II "le Bon" en favor de su hijo primogénito Charles (1338-1364-1380) que tenía entonces 11 años. El Delfinado (Dauphiné) había sido adquirido en 1349 por su abuelo Philippe VI de Valois juntamente con Montpellier. Charles es el primer capeto que lleva el título de Delfín ("dauphin de Viennois") y que llevarán en adelante los primogénitos varones de los reyes de Francia. (ver el concepto de "apanage" en el "apanage de Artois")

Jean II le Bon inviste
a su hijo el príncipe Charles
el Delfinado