Lugares  
    Personajes  
    Mapas  
    Temático  
 

monasterio Santa María la Real

Irache

Ayegui (Navarra)


 

El monasterio está situado a dos kilómetros y medio de Estella, al pie de la carretera de Pamplona a Logroño y Nájera en la Ruta Jacobea.

De estilos medieval, renacentista y barroco. Monasterio benedictino de origen remoto y confuso, aunque documentado por primera vez el año 958, bajo el abad Teudano. Puede pensarse que fuera fundado por Sancho I Garcés (865-905-925) tras la conquista de Monjardín en el año 908. El cronista de la orden Fray Antonio Yepes pretende remontar su origen a comienzos del siglo VIII.

En 1033, Sancho III Garcés el Mayor (990-1004-1035) entregó al Monasterio el castillo de San Esteban de Monjardín y más adelante recibió por donación real otros monasterios, villas, haciendas e iglesias. Durante el siglo XI se fue engrandeciendo por su ubicación estratégica  en el camino de Pamplona a Nájera y a Santiago y próximo a Estella. A mediados del siglo XI el rey rey García III Sánchez "el de Nájera" (1020-1035-1054) fundó entre 1052 y 1054 en Irache un Hospital de Peregrinos. Fue a finales del siglo XI cuando el Monasterio alcanzó su máxima prosperidad con el abad San Veremundo, cuyo origen se disputan amistosamente Arellano y Villatuerta, aunque sus reliquias se conservan en la parroquia de San Emeterio y San Celedonio de Dicastillo.

 

En el siglo XII  se construye el gran templo abacial de cabecera románica y cuerpo de naves cistercienses. El rico y grandioso claustro plateresco fue construido en el siglo XVI así como el coro alto y la sacristía, agregándose otro claustro a los pies de la iglesia en el siglo XVII cuando se construye también la capilla barroca de San Veremundo. El claustro plateresco es uno de los más ricos del Renacimiento navarro. Su verdadera riqueza reside en la decoración, esculpida en piedra con minuciosidad casi de orfebre.

claustro viejo y al fondo la portada Speciosa

 

portada Speciosa

 

El claustro se comunica con el templo abacial por la bella portada Speciosa que se fecha en 1547

.

 

La portada apuntada con cinco arquivoltas de la fachada principal es del siglo XIII. Está protegida por un pórtico de medio cañón apuntado. Junto al pórtico se encuentra una monumental torre de severo estilo herreriano cuya construcción fue terminada en el año 1609.

muro norte del lado del Evangelio

portada gótica de San Pedro en muro norte

 

El muro norte del lado del Evangelio presenta la portada de san Pedro, de finales del siglo XII levemente apuntada.Tiene cinco arquivoltas apuntadas de sencilla decoración a base de alternancia entre baquetones y escocias y un pequeño guardapolvo

La decadencia del monasterio llega en el siglo XIII y se ve acentuada en el XIV con la disminución del número de monjes y la relajación de la regla benedictina.  Sufrió también el monasterio durante las guerras civiles del siglo XV entre “agramonteses” y “beamonteses”.

A partir de 1522 el monasterio vuelve a florecer con la reforma que impulsan los monjes venidos de San Benito de Valladolid, al incorporarse a esta Congregación. Testimonio de esta recuperación son las obras que se emprenden, como el magnífico claustro plateresco. Desde 1544 funcionó un colegio, convertido en universidad en 1615, que alcanzó un gran auge.

En 1809, con la invasión napoleónica y en 1820, con el gobierno liberal, los monjes tuvieron que abandonar el monasterio. En 1824 Fernando VII restauró la Comunidad, que se suprimió definitivamente en 1839 tras el “abrazo de Vergara”. Años después, se establecieron los Pasionistas y los Escolapios (1885). Fue declarado Monumento Nacional en 1887. Contrariamente a lo que sucedió en los monasterios de La Oliva y de Iranzu, el de Irache nunca fue abandonado, lo que evitó su ruina, conservándose hasta la actualidad en buen estado.

La restauración arquitectónica comenzó en 1941.  Restaurados recientemente el claustro nuevo, la torre y otras dependencias para albergar un Museo Etnográfico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.