Lugares  
    Personajes  
    Mapas  
    Temático  
 

 



panteón regio

Carlos III el Noble y Leonor de Castilla

catedral Santa María

Pamplona

OOO

imágenes de Pamplona

     tumba del Canciller Villaespesa

placa conmemorativa de enterramientos

otros enterramientos de los Reyes de Navarra en:

esculturas yacentes en el museo de Louvre (París):


 

A partir de la restauración de la monarquía navarra en 1134 la Catedral se convierte en panteón habitual de los soberanos navarros.

Carlos III quiso ser enterrado en la catedral:

“nos esleymos nuestra sepultura en la iglessia cathedral de Pomplona
en la quoal abemos reçevido nuestra coronación et consecración,
et semblablement muchos de nuestros predecessores y sson enterrados...”

El sepulcro de Carlos III el Noble y de Leonor de Castilla fue probablemente realizado por el flamenco Johan Le Home (Lome) de Tournay con la ayuda de otros escultores franceses. Los trabajos debieron de iniciarse hacia el año 1413. El alabastro fue traído de Sástago en Aragón. El sepulcro debió de estar terminado el año 1419 en vida del rey, fallecida la reina. Es la obra cumbre de la escultura gótica en Navarra. 

 

 

En el segundo tramo de la nave central, antes del crucero y cerca de la reja del presbiterio, se encuentra el magnífico sepulcro de inspiración borgoñona de Carlos III el Noble (1361–1387–1425) y su esposa Leonor de Castilla (+1416), hija de Enrique II de Trastamara (1333-1369-1379). Su autor, Jehan Lome, procedía de la ciudad belga Tournay y realizó el sepulcro en alabastro, parcialmente policromado, a partir de 1413 en Olite, en vida del monarca, terminándolo en 1419 cuando ya había fallecido la reina. La tipologías es de cama exenta, de planta rectangular con las figuras reales yacentes en la parte superior, enmarcando sus cabezas ostentosos doseletes, tipo templete, con dos cuerpos de arquerías ojivales. En torno a la cama se dispone una secuencia de 28 figuras en actitud plorante, cobijadas en diseños arquitectónicos góticos. Animales simbólicos recuestan a los pies de los monarcas: un león junto al Rey aludiendo al valor, en tanto que doña Leonor cuenta con una pareja de lebreles con un hueso, que simbolizan la fidelidad.


El detallismo y realismo de las esculturas denotan la gran maestría del escultor apreciándose el nivel de calidad borgoñón y franco-flamenco de los panteones regios de Saint-Denis

el infante Carlos Príncipe de Viana traía en su escudo por divisa dos lebreles que reñían entre sí por un hueso, lo que representaba la porfía que los reyes de Francia y Castilla tenían por el Reyno de Navarra.

“ utrinque roditur”

“por todas partes me roen”


la reina Leonor

epitafio del Rey
esculpido en la tapa del doselete que protege su cabeza


+ aquí. iaze, sepellido. el. de. buena, memoria. don karlos. IIII. Rey. de. nauarra. et. duc. de nemoux. descendient. en. recta. linnea. del. emperador. sant. Karlos. magno. et. de sant loys. Rey. de francia. Et recobro. en. su. tempo. vna. grant. part. de villas. et. castillos. de. su. regno. que. seyan. en. mano. del rey. de. Castilla. et. sus. tierras. de. francia. que. seyan. empachadas. por. los. reyes. de. francia. et. de. anglaterra. Este. en. su. tiempo. ennoblescio. et. exalco. en. dignidades. et. honnores. a. muchos. ricos. hombres. Cauailleros. et. fijos. dalgo. naturales. suyos. Et. fezo. muchos. notables. hedificios. en. su. regno. Et fue. muy. piadoso. et misericordioso. Et. Regno. Rey XXXVIII aynnos. Et. fino. lo. VIII. dia. de. septebre. del aynno. de mil cccc. et XXVI.

 



epitafio de la Reina
esculpido en la tapa del doselete que protege su cabeza


+ aquí. iaze, sepellida. la reyna. dona. leonor. infanta. de. castilla. muger. del. rey. don. Karlos. IIII. qui. dios. perdone. la. qual. fue. muy. buena. reyna. sabia.et. deuota. et. fino. V.º dia. de. marco. del. ayno. de. mil. cccc. et. XVI. et. rogat. dios. por. su. alma.

 



En ambos epitafios el Rey aparece como Karlos IIII. Algunos historiadores opinan que ello pudo deberse a que se otorgara a Carlomagno, citado en el epitafio como santo, la titulación de Carlos I. Fue el antipapa Pascual III el que - a instancias de Federico Barbaroja - inscribió a Carlomagno en el catálogo de los Santos.

Las fechas son erróneas y esto permite pensar que quien esculpió los epitafios no fuera un contemporáneo del autor del sepulcro.

No se puede saber si el año de 1416 mencionado en el epitafio es de cómputo de la Encarnación (en cuyo caso sería 1417 del Nacimiento) o de cómputo del Nacimiento. Pero en cualquiera de estos dos casos, la fecha no sería exacta. Existen documentos que permiten asegurar que la reina Leonor falleció el 27 de febrero de 1415 y no el 5 de marzo de 1416. Un antiguo libro del Ayuntamiento de Olite dice:

“El año del nascimiento del Señor mil quatrocientos y quince,
dia miércoles, veinte y siete de febrero a las ocho horas de la noche
la muy excelente Princesa Doña Leonor (...)
en la cámara mayor de su palacio de Olite
pasó de esta presente vida,
hallándose presente el Rey don Carlos su marido (...)”



Carlos III en una cédula fechada el 23 de mayo de 1415 alude a la Reina ya difunta:

“la Reyna nuestra compaynera a qui Dios aya”

Respecto a la fecha del Rey, no hay duda que falleció en el año 1425. Desde el 18 de septiembre de 1425 aparecen doña Blanca y don Juan su marido despachando cédulas reales en las que aluden repetidas veces a su ya difunto padre el Rey. La duración del reinado de 38 años es sin embargo correcta.