Lugares  
    Personajes  
    Mapas  
    Temático  
 
 

basílica Santa María

Aibar


 


ermita-basílica Santa María

 

En Aibar cayó prisionero Carlos de Viana y numerosos caballeros “beamonteses” en el enfrentamiento armado que tuvieron el 23 de octubre de 1451 con las tropas del rey consorte-viudo don Juan y sus fieles “agramonteses”


La ermita-basílica de Santa María de Aibar, es la única que ha sobrevivido de las cuatro que existían en Aibar al comienzo del siglo XIX.

Construcción románica de la segunda mitad del siglo XII.

Presenta planta de nave única de cuatro tramos y cabecera semicircular. La cubierta es de medio cañón apuntado jalonada por cuatro fajones apuntados que descansan en pilastras con medias columnas cuyos capiteles están esculpidos con motivos simples propios de un románico popular.

Al exterior, muros de sillar regular. La puerta se emplaza sobre un paramento saliente y es de arco de medio punto abocinada por cuatro arquivoltas de sección cuadrada y guardalluvias externo, con tímpano liso. Sobre el tejado, en el muro de los pies, se emplaza una espadaña.

Preside el presbiterio un retablo mayor barroco, de traza en forma ochavada adaptado al ábside, contratado en 1710. La escultura de la Virgen con el Niño de estilo románico es del siglo XIII, muy restaurada.

En tiempos anteriores Aibar había contado con hasta veinte ermitas.

La densidad de ermitas debió ser proberbial pues en el año 1366 se censan solamente 62 fuegos.