Lugares  
    Personajes  
    Mapas  
    Temático  
 
 
monasterio San Pedro de Arlanza

Burgos


El monasterio de San Pedro de Arlanza está considerado como la "cuna de Castilla". Fue elegido por el conde de Castilla Fernán González y su esposa doña Sancha de Navarra como lugar de enterramiento, permaneciendo aquí sus restos hasta que fueron trasladados en 1841 a la Colegiata de Covarrubias.

Se encuentra cerca de Lara, en el valle de la sierra de las Mamblas, a orillas del río Arlanza, entre las poblaciones de Hortigüella y Covarrubias.

El monasterio fue erigido por el conde Gonzalo Fernández en el año 912. Otros lo atribuyen a sus antepasados los condes de finales del siglo IX.

Su origen pudiera remontarse a la época visigótica de Recaredo y pudo haber acogido los restos mortales del rey Wamba (672-680).

Se cree que originalmente se construyó como torre vigía y no como monasterio y que fueron los propios eremitas que vivían por esas montañas los que sirvieron de vigías. La fecha de contrucción de una ermita pudo haber sido hacia el año 850. Cuando los monjes empezaron a ser numerosos se habría comenzado a construir lo que hoy conocemos como el propio monasterio.

La iglesia románica, comenzada en el año 1080 y hoy en ruinas, tenía tres naves y tres ábsides en la cabecera. En el gótico hubo modificaciones que cambiaron el aspecto general del templo, aunque se conservaron algunos capiteles del siglo XI. Entre los restos de la monumental iglesia destacan los tres ábsides semicirculares, con amplios presbiterios. También se conserva la torre levantada a finales del siglo XII, así como parte del claustro y de la sala capitular.

Los benedictinos ocuparon el monasterio desde su llegada hasta el año 1841, abandonándolo tras la desamortización de Mendizábal que provocó un expolio de todo lo que tenía valor. Algunos expolios se exponen como reliquias en museos nacionales e internacionales (Nueva York, Barcelona, Madrid, Burgos).