Lugares  
    Personajes  
    Mapas  
    Temático  
 

 

obispado de Sásave

Aragón


 

La iglesia de San Adrián de Sásave o Sasabe es lo que queda del importante centro monástico del mismo nombre. Durante largo tiempo fue sede episcopal de Aragón antes de ser construída la catedral de Jaca (1077). En el mismo lugar, en la confluencia de los arroyos Calcil y Lupán, hubo antes un cenobio visigótico en el que se refugiaron los obispos de Huesca en su huída de la invasión árabe. Una losa en un muro de la iglesia aún conserva la inscripción en latín

"aquí descansan tres obispos "

En el año 992 fue sede del primer obispado de la reconquista del antiguo condado de Aragón cuando los condes eran reyes de Navarra.

El centro monástico fue erigido a finales del XI y se consagró a principio del XII, siendo abad del monasterio Sancho de Larrosa, cuya cabecita figura en una de las ménsulas del ábside como "firma".

La iglesia inicial es de estilo románico-lombardo y posteriormente se redecora de acuerdo con la moda jaquesa resultando así un estilo mixto lombardo-jaqués.

El Santo Grial, tenido como cáliz de la "última cena", permaneció en este lugar traído en la huída de los obispos, antes de ser trasladado a San Juan de la Peña y posteriormente a Valencia donde actualmente se encuentra.