Lugares  
    Personajes  
    Mapas  
    Temático  
 

 

muralla de Philippe II “Auguste”


París

 


 


En el año 1190, antes de partir hacia la tercera cruzada, el rey Philippe II “Auguste” (1165-1223) pide a los habitantes de
París que contribuyan para mejorar la seguridad de la ciudad con la construcción de una muralla de unos cinco kilómetros,
muralla que fue terminada el año 1210.

Definía un territorio de unas 250 hectáreas, tenía una altura de 9 metros y estaba coronada con un “camino de ronda” almenado.
Disponía de 10 puertas fortificadas y torres defensivas de 14 metros de altura, cada 70 metros de muralla. La construcción fue de
2.800 metros en la orilla derecha y 2.600 en la orilla izquierda del río Sena. Tenía la muralla un espesor de 3 metros en la base.
El París de entonces debía resultar similar al actual Carcassonne .

Por el lado del oeste se adosaba la muralla en la orilla derecha del Sena a la nueva fortaleza de Louvre (que dará lugar al actual
Museo) que se había edificado en los primeros años del siglo XIII. Frente al palacio de Louvre, en la orilla izquierda, se encontraba
la Torre de Nesle cerrando estratégicamente la muralla en la orilla izquierda del río Sena. En el norte se encontraba la
“Torre de Juan sin Miedo”.

El Rey intenta por primera vez con esta construcción la unión de los tres burgos (“quartiers”) existentes: “la Cité” que era el
centro religioso, administrativo y judicial de la villa, donde se encontraba el viejo palacio del rey y la iglesia de Nôtre Dame;
“la Ville”, centro económico situado alrededor de los puertos del Sena; y la naciente “Université” en la orilla izquierda.

Cuando la muralla perdió su utilidad defensiva, los habitantes de París, para hacer economías, adosaron sus casas contra la
muralla por ambos lados quedando aquella aprisionada - y desaparecida - entre las construcciones civiles de nueva planta.
Todavía actualmente se encuentran porciones visibles. Dado que en la actualidad el nivel del terreno cerca del río se encuentra
unos 7 metros por encima del “terreno real”, la muralla quedó enterrada en muchos lugares. En algunos parkings subterráneos
se puede observar la muralla (rue Mazarine por ejemplo).  

 

 

París al finalizar la Edad Media tras la construcción de una nueva muralla
de mayor envergadura
durante la guerra de los Cien Años (1360)  

París a finales del siglo XVI

[Plan+mur.jpg]