Lugares  
    Personajes  
    Mapas  
    Temático  
 
 

Cortes

Navarra




Villa milenaria de Navarra situada en el valle del Ebro, entre Tudela y la cercana frontera de Aragón.

A principios del siglo XIII existía ya la torre que conocemos y que Sancho VII el Fuerte donó a doña Toda Ruiz. Fue villa realenga desde la llegada de la dinastía de Champagne en el año 1234 .

El Condado de Cortes fue creado a principios del siglo XV por el rey Carlos III el Noble para su hijo natural Godofre nacido en 1384. Desde la derrota de Carlos de Viana por su padre don Juan, en Aibar en 1451, la villa pasó a poder de los agramonteses y desde 1462 Juan II dispuso de la villa en favor de su hijo natural Alfonso

En 1524, en ocasión del perdón otorgado a los agramonteses, el Emperador Carlos V lo convirtió en Marquesado, entregándolo al 8º mariscal del Reyno, don Pedro de la ilustre Casa de los Navarra .

castillo palacio del marqués de Cortes
siglo XV





condado y marquesado de Cortes

Godofre fue Alférez y Mariscal del Reyno. Cuando el Rey fallece en 1425, su yerno el infante don Juan de Aragón desposeyó a Mosen Godofre de todo su patrimonio y donaciones que había recibido del Rey “por algunos crímenes e enormes delictos ” decía don Juan. En el testamento que hizo su esposa la reina Blanca I de Navarra Evreux en 1439 perdonaba a Godofre los agravios cometidos:

“... et por esto nos queriendo auer piedat et compassion
del dicto mosen Godofre, a eill perdonamos e remetemos e qiactamos
todos los crimenes et delictos...”

y encargaba a su hijo el Príncipe Carlos de Viana que también le perdonase, siempre que Godofre lo solicitara y le pedía que le diera el condado de Monfort en el ducado de Nemours que el rey Charles VI había otorgado a Carlos III el Noble en 1404.

Fallecido Carlos de Viana en 1461, su padre Juan II hace desde Balaguer donación perpétua de la villa y castillo de Cortes, el 20 de julio de 1462, a su hijo natural Alfonso.

“en remuneración de los muy notables e señalados servicios que
con pura voluntad e entera lealtad, y con assaz derramamiento de sangre,
y gasto y pérdida de su hacienda, por nuestro servicio,
y conservación de nuestros Reynos (...) al ilustre don Alonso de Aragón nuestro caro,
e muy amado fijo, e a sus hijos, herederos y sucesores, hacemos donación pura,
e irrevocable, que es dicha entre vivos, de la nuestra villa de Cortes,
Castillo e Fortaleza, con la jurisdicción (...)”

Alfonso (1415-1485) era un hijo de don Juan habido en soltería (“ de suelto y suelta”) con Leonor de Escobar que más tarde ingresaría en el Convento de Santa María de las Dueñas en Medina del Campo. Era Leonor hija de Alfonso Rodríguez de Escobar, caballero hijodaldo de Tierra de Campos y Alcalde Mayor de los extensos dominios que don Juan tenía en Castilla.

Conocido como Alfonso de Aragón, se crió en la corte de Juan II de Castilla, donde se ejercitó en la profesión de las armas. Luego pasó a la corte de Lisboa donde estuvo hasta los 18 años con el rey Duarte y la reina Leonor, su tía. A su vuelta a la corte de Castilla, Juan II lo armó caballero de su propia mano. Fue nombrado en 1443 XXVII Maestre de la Orden de Caballería de Calatrava. Fue el primer duque de Villahermosa. También conde de Ribagorza, señor y conde de Cortes y señor de Igualada en Calatayud. En la batalla de Olmedo (1445) luchó en el bando de su padre don Juan, rey consorte-viudo de Navarra y heredero de Aragón, contra Juan II de Castilla, por lo que fue depuesto de su cargo en la Orden de Calatrava, aunque siguió siendo reconocido como Gran Maestre en Aragón e intentando al menos durante diez años recuperar los territorios de la Orden en Castilla, hasta que renunció en 1455 a sus bienes y honores en Castilla. Más tarde obtendría del Pontífice Calixto III (Alfonso de Borgia) bula para dejar el hábito y poder contraer matrimonio, como lo hizo en septiembre de 1477 a los 62 años con Leonor de Sotomayor (conocida como Leonor de Soto), dama de Isabel la Católica, hija de Juan, repostero de Fernando el Católico.

En 1481 doña Leonor de Soto, con licencia de su marido, vende a Pedro Martínez de Luna el castillo y la villa de Cortes con sus “bajiellos vinarios é olearios” (bodegas de vino y de aceite). Era Pedro sobrino de Benedicto XIII, el “Papa Luna”.

El título debió de revertir a la corona en algún momento después de esa fecha de 1481, pues un hijo de la reina Leonor I de Navarra Trastamara - que murió en febrero de 1479, 24 días después de su padre don Juan - llamado Jacques (h. 1463-1508), aparece como conde de Cortes y de Montfort. Este Jacques había casado en Tafalla el 28 de marzo de 1485 con Ana de Peralta y tras divorciar en 1494, casó en abril de ese año en segundas nupcias con Catalina, hija de Luis III de Beaumont, II conde de Lerín. Poco después de coronarse reyes de Navarra en enero de 1495, Catalina de Foix-Grailly y Jean de Albret nombran a Jacques de Foix virrey de Navarra. El obispo de Lescar Jacques de Foix (+ 1553) fue un hijo natural de Jacques de Foix. Ana de Peralta era hija de Mosen Pierres “el Joven” de Peralta - líder de los agramonteses - y de Isabel de Foix (prima hermana de la reina Catalina I de Navarra).

Por el perdón otorgado por el emperador Carlos I - Real Cédula de 29 de abril de 1524 - a los “agramonteses” navarros que le habían sido hostiles después de la conquista de Fernando el Católico en 1512, muchos de ellos se vieron restituir sus bienes y oficios. A Pedro de Navarra se le reconoció la Mariscalía del Reyno y obtuvo el marquesado de Cortes.

Pedro de Navarra (1499-1566) era de la ilustre Casa de los Navarra que siempre habían llevado la Mariscalía del Reyno. Fue el 8º mariscal del Reyno por nombramiento de Carlos I el mismo día en que otorgó perdón a los “agramonteses”. Su padre Pedro II luchó siempre del lado de la legitimidad dinástica de Catalina I de Navarra Foix-Grailly-Béarn y Juan de Albret y había muerto en prisión en 1522 en Simancas por negarse a prestar obediencia al emperador Carlos V. Había sido hecho prisionero en tiempos del cardenal Cisneros (marzo 1516) cuando al mando de las tropas “agramontesas” luchaba en un intento de recuperar el trono para sus legítimos propietarios. Por Real Cédula de 9 de febrero de 1523 Carlos V había confiscado los bienes de su padre después de fallecido y los suyos. Don Pedro casó con doña Ladrona de Lacarra. Su hija fue Jerónima de Navarra, marquesa de Cortes, que casó en primeras nupcias en 1554 con Juan de Benavides (+ 1563) y en segundas nupcias en 1565 con Martín Fernández de Cordova.

Un Jose Martín de Córdoba y Velasco fue Virrey de Navarra en 1589- 1595.