Lugares  
    Personajes  
    Mapas  
    Temático  
 
 

Collège de Navarre

en París

 

fundatio Collegii Navarrici

" maison des escholiers"


sepultura de la reina Juana I de Navarra Champagne

reina de Francia





 

 

El "Collège de Navarre" fué fundado en París el año 1309 gracias a un legado testamentario (de fecha 25 marzo 1304) de la reina Juana I de Navarra Champagne  (1273–1274–1305) (nota 1),  última soberana de la dinastía de la Casa de los Condes de Champagne y Brie - fallecida en 1305 y esposa (1284) del rey de Francia Philippe IV le Bel (1268-1285-1314). Fue enterrada en el convento de los Franciscanos de París (couvent des Cordeliers).

 

Juana reina de Francia y de Navarra
condesa palatina de Champagne
fundación 1304

La reina Juana legó una parte de su “hôtel de Navarre” (una de las más bellas mansiones aristocráticas de París en su época) sito en la calle Saint André des Arts (cerca de la puertas de Bucy y de Saint Germain des Près) para fundar allí el Colegio, juntamente con un fondo de 2.000 libras de renta anual a perpetuidad, fondo generados con la asignación de propiedades en los condados de Champagne y de Brie. Sin embargo los ejecutores testamentarios (nota 2), que disponían de amplios poderes otorgados en el propio testamento, decidieron vender el "hôtel" y con los fondos obtenidos adquirir un amplio terreno en la "montagne Sainte Geneviève" (rue de la Montagne-Sainte-Geneviève / rue Descartes), en pleno barrio latino ("quartier des écoles"), donde construir el Colegio, siendo éste un lugar mejor adaptado a las necesidades de enseñanza pues allí se encontraba precísamente la Universidad. El punto de partida de la nueva localización es una casa propiedad de uno de los ejecutores testamentarios (Simon Festu, el hombre de confianza de la Reina Juana), casa que es vendida al rey Philippe IV le Bel. Alrededor de esta casa se expropian varios edificios mediando indemnizaciones financiadas por el Rey. Los edificios del Colegio se construyeron entre 1309 (el 12 de abril se coloca la primera piedra de la capilla) y 1314, año éste en que fallece el rey Philippe IV le Bel y es encerrada en prisión la reina de Navarra, Margarita de Borgoña. Los edificios estuvieron dispuestos para cumplir su cometido en 1315, fecha en la que comenzó a funcionar el Colegio cuando se recibe a la primera promoción de becarios y se publican los nuevos estatutos reformulados por los ejecutores testamentarios.

Considerado en su época el más prestigioso Colegio de París, rivalizó en prestigio en el siglo XVI con la Sorbona. Destacó por su biblioteca, célebre por la abundacia y riqueza de sus volúmenes, a la que se acudía a consultar desde todos los países de Europa. Ya desde la segunda mitad del siglo XIV alcanzó el Collège gran notoriedad.

El Colegio, hoy desaparecido, fue transformado en la Escuela Politécnica de París, tal como se explica más adelante.  

 

la Escuela Politécnica conserva algunos elementos arquitecturales
del Collège de Navarre

Los estudiantes que llegaban a Paris para estudiar en la Universidad eran en su mayoría muy jóvenes. En la Facultad de Artes, paso obligado para continuar en las de Derecho, Medicina o Teología, había estudiantes de 14 años. Existía por tanto la preocupación de encontrar para los forasteros un lugar en donde pudiesen ser debidamente atendidos en su educación. Durante el siglo XIII se recurrió a diversas fórmulas, pero gradualmente llegó a generalizarse la residencia en una casa presidida por uno de los Maestros de la Universidad. Los estudiantes de familias más acomodadas solían alojarse privadamente, atendidos por un tutor particular. En esas condiciones, tuvo gran importancia la fundación de Colegios que, dotados de fondos por sus fundadores, podían acoger a estudiantes que carecían de recursos para pagar un alojamiento.

En la Edad Media, los numerosos Colegios que se establecen en París son simples instituciones caritativas destinadas a albergar estudiantes de orígenes sociales más desfavorecidos, estilo pensiones o internados. El joven que se inscribía en la Facultad de Artes, al igual por lo demás que el estudiante más avanzado, no se encontraba abandonado en la gran ciudad. Generalmente era acogido en uno de los numerosos Colegios que habían sido fundados en los siglos XIII y XIV, donde se alojaba, se alimentaba y recibía enseñanza. El primer colegio universitario de París se funda en el año 1180 al comienzo del reinado de Philippe II Auguste (1165-1180-1223) por el inglés Josse de Londres, con el fin de alojar a 18 estudiantes. No así en Oxford, en París la existencia de estos colegios fue anterior a la creación de una Universidad. Entre otros mecenas o benefactores que llevaron a cabo la creación de varios colegios en París se encuentran: el conde de Dreux que funda el Colegio de Santo Tomás (1186); Etienne Belot el Collège des Bons Enfants (h. 1208); Guillaume de Saone el Collège du Trésorier para escolares normandos (1268). También las Ordenes Mendicantes fundan instituciones de enseñanza superior: los Studia Generalia de los Dominicos y de los Franciscanos, los colegios Benardinos (1245), de los Carmelitas (1259), de la Orden de Cluny (1261), los cuales ofrecen estudios universitarios teológicos en un marco monácal. Todos estas primeras fundaciones se llevan a cabo en el marco de la llamada "Revolution de la Charité" que se inaugura en el siglo XII y se extiende en el XIII. En ella se adaptan las diversas formas de la caridad a las necesidades urbanas, en el caso que nos ocupa proporcionando albergue y comida a estudiantes provenientes de clases pobres de las ciudades.

Se abre una nueva etapa cuando Robert de Sorbon organiza en el período 1259-1274 una fundación para 20 estudiantes de teología. En esta fundación - apoyada por el rey San Luis - se inscriben como en las anteriores estudiantes pobres, pero en esta ocasión sometidos a una disciplina reglamentaria bien definida, de la que adolecían las fundaciones anteriores. Al comenzar el siglo XIV, poco antes de la muerte en 1305 de la reina Juana I de Navarra Champagne, Jean Lemoine organiza el collège fundado por el Cardenal Cholet (1300) y la institución que lleva su nombre (1302).

Según las disposiciones testamentarias (nota 3) de la reina Juana I de Navarra, el Colegio debía acoger 70 becarios, 20 en gramática, 30 en artes (lógica y filosofía) y 20 en teología. A modo de comparación, el Collège de Sorbon ("la Sorbona") acogía en ese tiempo solamente 20 becarios. A tal efecto, dispuso la reina Juana que se destinasen de sus bienes 2.000 libras tornesas - una suma importante para la época - como renta anual del Colegio, que quedaba así dotado en mejores condiciones que el vecino Colegio de la Sorbona. Los estudiantes recibían un estipendio semanal: los gramáticos 4 sueldos parisinos, los artistas 6, y los teólogos 8. No se destinaba ninguna plaza a estudiantes de leyes y medicina, ya que se trataba de profesiones lucrativas que no necesitaban estímulos o ayudas especiales. Cada grupo estaba presidido por un Maestro de la Facultad respectiva, que recibía un estipendio doble del de sus propios estudiantes. El Maestro de los teólogos era al mismo tiempo el Gran Maestre del Colegio, y debía ser nombrado por el Decano y doctores de la Facultad de Teología de Paris. Los Maestros debían vivir en el Colegio y les competía cuidar de la educación completa de los estudiantes, tanto en el aspecto intelectual como en el moral

Juana I de Navarra Champagne
reina propietaria de Navarra (1274) y reina consorte de Francia (1285)

1273-1305

La fundación del Colegio de Navarra tuvo un carácter innovador en la enseñanza en Francia:

* reúne bajo el mismo techo a estudiantes de Teología y otros más jóvenes de Artes. Añade además otros estudiantes becarios de Gramática ("enfants grammairiens") que constituye una de las 7 artes liberales definidas desde el siglo V por Martianus Capella y enseñada en principio hasta entonces solamente en las facultades de Artes. La Gramática, juntamente con la Retórica y la Dialéctica, pertenecía al trivium, mientras que el quadrivium comprendía la Aritmética, la Geometría, la Astronomía y la Música. El Collège de Navarre es así el primero que introduce una neta distinción entre la enseñanza de la Gramática y las restantes Artes.

* acoge los estudiantes, no solamente por razón de proporcionarles alojamiento y comida encontrándose lejos de sus familias, sino también - y ésto es una gran innovación - para ofrecerles al mismo tiempo enseñanza dentro del propio Colegio:

"Et voulons commandons et ordenons que il ait un grammairien le meilleur et le plus convenable que l'on pourra trouver pour introduire et enseigner de gramaire et des meurs, les enfanz gramairiens"

(testamento de la Reina Juana)

* la Reina concibe una comunidad de estudiantes-becarios fuertemente jerarquizada.

* finalmente, la Reina planifica la vida cotidiana en el futuro Colegio con detalles mucho más numerosos y precisos que los conocidos en los anteriores colegios fundados en París. Describe a este fin la arquitectura que será necesaria en el futuro establecimiento de albergue y enseñanza.

La Reina en sus Estatutos insiste claramente que la función de los tres "maîtres" encargados de las disciplinas de Teología, Artes y Gramática no es únicamente ejercer como profesores, sino también como educadores. En consecuencia deben ser modélicos en su comportamiento con los estudiantes con quienes debían pasar la jornada entera. Además de cualidades intelectuales, los maestros debían tener cualidades morales. Consecuentemente, los estudiantes debían ser instruídos y además educados en los "bonnes moeurs", una filosofía de la educación totalmente innovadora en el concepto de los colegios. Algo que en la Sorbona era entonces desconocido. Estas nuevas funciones del Colegio - la enseñanza y la educación - requieren la adopción de una organización jerarquizada que no existía en los colegios funados en el siglo XIII. La comunidad del Colegio de Navarra sería dirigida por el Maestro de Teología ("gouverneur de l'hôtel") o Rector en latin en los estatutos de 1305. Este Maestro rendiría cuentas al decano y a otros maestros de Teología sobre su gestión al finalizar cada año. Los otros dos Maestro del Colegio (Artes y Gramática) señalarán al Maestro de Teología las desviaciones de conducta de sus alumnos.La organización consta así de tres niveles: en la base, los estudiantes-becarios; después los tres maestros; y finalmente el conjunto de la facultad de Teología que ejerce control sobre el resto de la comunidad Los tres grupos dispondrían de edificios separados en el Colegio, provistos de dormitorios, de una sala, una enfermería y una cocina, todo ello acondicionado para llevar a cabo una vida colectiva, de la que solamente se dispensaba al maestro gobernador. La Reina quiso que los estudiantes vivieran juntos en permanencia, excepción hecha de los enfermos que quedarían en la enfermería. El corazón del Colegio sería la capilla que debía poder acoger los 70 becarios, quienes diariamente elevarían oraciones por el alma de su fundadora.

 

Los estatutos reformulados por los ejecutores testamentarios y publicados en 1315 introducen algunos cambios en la jerarquía del Colegio de Navarra. Así, por encima de los tres "maîtres" se nombra un "proviseur" cuya función había sido asignada en los estatutos de la Reina al "maître" de Teología. El "proviseur" es fundamentalmente un "gestor" que asigna los resursos a los fines estatutarios, decidiendo en consecuencia las compras, las contrucciones y las restauraciones de los edificios. Responde de la gestión ante los dos gobernadores del Colegio, para cuyo cargo se nombraron a sí mismos Gilles de Pontoise y Simon Festu, los dos ejecutores testamentarios más activos en la reformulación de los estatutos. Ellos debía elegir a los tres "maîtres" (Teología, Gramática y Artes), el capellán, el "proviseur" y cada uno de los becarios. A la muerte del primero de estos dos gobernadores le sucedería el maestro de Teología, y tras el fallecimiento de ambos, la figura de los "gobernadores" sería reemplazada por un colegio electoral compuesto por el decado de la facultad de Teología, el canciller de París, el maestro en Teología del Colegio de Navarra, el que detentara el obispado real de Meaux y el abad de Saint Denis (centro de la religión monárquica). Debido principalmente a la presencia de estos dos últimos, el Colegio de Navarra se convertía más en un "colegio real" que en un "colegio universitario".

Anteriormente a la fundación del Colegio de Navarra, la enseñanza se dispensaba exteriormente, en el seno de diversas facultades y pequeñas escuelas autónomas, en el claustro de Nôtre-Dame (Teología) y en la calle Fouarre (Artes Liberales), sin hacer clara distinción entre las enseñanzas secundaria y superior. A partir del siglo XV es la Universidad la que ejerce el control directo de los Colegios que se convierten - al modo actual inglés de Oxford y Cambrige - en facultades que impartían su propia enseñanza, según la iniciativa tomada por el Colegio de Navarra a comienzos del siglo XIV. Incluso haciendo desaparecer las escuelas autónomas y amenazando - por razón del prestigio adquirido por aquellos - las "facultades de artes" en donde se impartía la enseñanza de base (las siete artes liberales, de la gramática a la matafísica) y cuyo dominio era requisito previo para acceder a los estudios superiores propiamente dichos en el seno de las tres facultades.

El Colegio de Navarra pronto se convirtiría en uno de los más notables e influyentes de la Universidad de París. Fue acumulando una buena biblioteca, puesto que estaba establecido estatutariamente que si sobraba dinero se dedicase a la adquisición de libros. Apenas unas décadas después de su fundación, dos rasgos lo convertían en una institución de gran calidad. Por una parte, era un núcleo intelectual de excepcional calidad, como lo muestra suficientemente la presencia de Nicolás Oresme. Por otra, el Colegio de Navarra, al ser de fundación real era un lugar de particular devoción hacia la monarquía. Era precísamente el confesor del rey quien escogía a los becarios de este Colegio. Cada 25 de agosto, día de San Luis, se celebraba la fiesta del Colegio a la cual, con frecuencia, asistía el propio rey. Fue el 18 de octubre de 1369 cuando una decisión unánime de toda la Universidad de París - respondiendo a una petición del Rey - atribuyó al Colegio de Navarra ser el centro del culto universitario a San Luis. A partir de septiembre de 1373 la capilla del Colegio se pondrá bajo el patronato del rey San Luis, oficialmente dedicada (16 octubre 1373) a la SantÍsima Trinidad, San Luis y Santa Catalina.

"Karolus dei gratia francorum rex dilectis nostris magistris
et scolaribus domus nostre Navarre Parisius salutem et dilectionem,
Ut ... vobis liceat capellam ipsius domus in honore beatissimi Ludovici antiquitus fundata facere dedicari ..."

La capilla del Colegio de Navarra podía en efecto acoger unas 1.000 personas pues medía 47 metros de larga por 12 metros de ancha.

El carácter monárquico del Colegio de Navarra se vió acentuado con la aprobación por el rey Charles V "le Sage" (1338-1364-130) de nuevas Ordenanzas (10 marzo 1374) que permitieron al Rey desde esa fecha dirigir personalmente el Colegio a través de su confesor Pierre de Villiers. El confesor del Rey llevará el título de "gobernador" del Colegio. Las nuevas Ordenanzas cambiarían el nombre de la instituciñón, pasando a denominarse Collège de Champagne, cambio que nunca fue efectivo. Y seguramente cambió el nombre pues el rey de Navarra - Carlos II de Navarra Evreux - era entonces su gran enemigo que seguía amenazando su corona. Fue a partir del año 1369 cuando Charles V había ya apadrinado un enorme trabajo de traduciones de los grandes autores antiguos y medievales, destacando el trabajo del Colegio de Navarra durante la dirección de Nicolas Oresme, que llevó a cabo la traducción de los tratados de Aristóteles.

Al final de su reinado, Charles V (1338-1364-1380) nombró tutor de enseñanza del Delfín a Michel de Creney, del Colegio de Navarra.

La toma de París por la facción borgoñoña (ver Guerra de Armagnacs y Borgoñones) el 28 de mayo de 1418 resultó en horribles matanzas, cuando se estima que más de 10.000 personas fueron asesinadas, principalmente de entre los “armagnacs”. El Collège de Navarra fue en esta ocasión saqueado y devastado por el carácter monárquico de su fundación, situándose la facción de los "armagnacs" en el campo de la realeza (5).

"Il y en eut qui étendirent leurs violences jusqu'au fameux collège de Navarre
qui dirigeait alors l vénérable Raoul de Laporte, docteur en théologie"

(crónica del monje de Saint Denis, Michel Pintoin)

 

"Et s'en allèrent en grand tumulte au collège de Navarre
et là pillèrent et dérobèrent ce qu'ils trouvèrent, excepté la librairie ..."

(crónica de Jean Juvenal)

Los "borgoñones" observaron cómo el Rey había ordenado celebrar dos funerales por su hermano Luis, duque de Orleans, que había sido asesinado precísamente por los "borgoñones" en noviembre de 1407. Y uno de estos funerales debía tener lugar en el Colegio de Navarra un lunes de diciembre de 1414, con la asistencia del propio Rey y la familia real.

"Et pareillement ledit Roy fist faire encores un pareil service comme dessus,
vigiles, commendaces et messe,
pour ledit duc d'Orléans défunct,
ou collège de Navarre en la chapelle dudit lieu,
présents le Roy et ses parents dessus nommez"


De los 44 "navarristas" más activos cerca del Rey en 1418, al menos nueve de ellos desaparecieron, probablemente asesinados, tras la toma de París por los "borgoñones", destacando la muerte de Jean de Montreuil, de la Cancillería del Rey.

Gilbert Ouy, en su conocido artículo (nota 4) "Le Collège de Navarre, berceau de l'humanisme français" opina que el Colegio de Navarra jugó un papel esencial en el nacimiento y desarrollo del movimiento humanista francés del siglo XIV. Más de 700 estudiantes fueron becados en el Colegio entre 1315 y 1418. Y ello no fue casual pues La reina Juana I de Navarra había concebido en su testamento un proyecto muy innovador, principalmente en lo que se refiere a la organización de la enseñanza en los colegios de la época.

Las originales e innovadoras ideas de la reina Juana de Navarra sobre la función y organización de los colegios universitarios de enseñanza y educación pudieron haberse inspirado en las ideas del filósofo místico mallorquín Ramón Llull (1232-1315) quien había estado tres veces en la corte de Francia entre los años 1287 y 1311 y había participado en el Concilio de la catedral de Vienne (1311-1312), convocado mediante la bula "Vox in excelso" por el pontífice Clemente V, en el cual se suprimía la Orden de los Templarios.

Ramón Llull

En su tratado "Doctrina Pueril" expone los principios y elementos de la educación que muchos estudiosos han visto la coincidencia con los proyectos educativos de la reina de Navarra. Para Llull, los niños y jóvenes pobres muestran superioridad física y sobre todo intelectual sobre otros niños menos aplicados al trabajo ya que son más orgullosos. Piensa por ello Llull que es necesario ayudar a los pobres a estudiar y valorar su trabajo que les permitirá elevarse en la sociedad. En lo referente al contenido de la enseñanza, considera que la Gramática es la base, la materia fundamental en la educación. Es necesaria para la adquisición de cualquier cultura especializada. Tras la Gramática, conviene estudiar la Lógica y la Retórica. Llull insiste sobre el "trivium" considerando que el "quadrivium" también cuenta en la enseñanza, pero del cual no se fía mucho. Por otra parte, la fundación de colegios de enseñanza y educación fue una idea apreciada por Ramón Llull que expuso en diversos lugares de Europa, sobre lo cual debió de haber intercambiado ideas con la reina Juana de Navarra durante sus visitas a la corte de Francia en París.

Otra forma de observar la originalidad del prioyecto de la reina de Navarra es constatar que en el siglo XIII las universidades estaban consideradas por los pontífices de Roma y Avignon como instituciones al servicio de la Santa Sede, destinadas a formar predicadores y obispos para la lucha contra las herejías. El Colegio de Navarra seguirá formando eclesiásticos universitarios, pero esta vez en la obediencia del rey y no ya del papado.

 


1. Charles V recibe de Nicolas Oresme la Etica de Aristóteles traducida
2. Charles V y su familia
3. Charles V y sus consejeros atentos a la lección
4. expulsión de un joven de la lección



A mitades del siglo XVI la Universidad de París comprende más de cincuenta Colegios, entre los que destacan por su prestigio elitista y nivel educativo la Sorbonne y el Collège de Navarre. Reputado éste por su ortodoxia religiosa en la época de las guerras de religión en Francia, el Colegio de Navarra acoge en el siglo XVI a las principales clases dirigentes. Enrique III de Navarra - más tarde Enrique IV de Francia - es alumno del Colegio, como lo fué su padre Antoine de Borbón-Vendôme, o sus primos Henri de Anjou y Henri de Guise, que tan destacado papel habrían de jugar en las citadas guerras de religión.

En el aspecto político, gran parte del primer siglo de existencia del Colegio de Navarra coincide con los graves conflictos entre Francia e Inglaterra conocidos como la guerra de los Cien Años (1337-1453). Estos conflictos se proyectaron en los comienzos del siglo XV en el interior de Francia, dando lugar a sangrientas contiendas internas (guerra de los armagnacs y borgoñones) en las que el Colegio de Navarra tomó partido en favor de los armagnacs, lo que motivó su devastación en los altercados de 1418 (5). Sin embargo, entre 1330 y 1380, coincidiendo en parte con el reinado de Charles V "le Sage", las circunstancias de Paris habían sido generalmente pacíficas, excepción hecha de los disturbios causados por las revueltas de Etienne Marcel y los comerciantes de París que quisieron favorecer la llegada del rey Carlos II de Navarra al trono de Francia mientras seguía prisionero en Londres el rey Jean II "le Bon".

uno de los dormitorios del Colegio

En el terreno eclesiástico, la estancia de los papas en Avignon desde 1309 hasta 1376 provocó un incremento de las relaciones entre el papado y Francia, lo que explica en parte la gran influencia de la Universidad de París en los acontecimientos principales de la Iglesia. Ya entrando en el reinado de Charles VI "le Fol", el Cisma de Occidente, entre 1378 y 1429, tuvo notables repercusiones, tales como la marcha al extranjero de importantes profesores de la Universidad de Paris y los intentos conciliaristas para conseguir la unidad, que trabajó activamente el Colegio de Navarra con su teólogo Pierre d'Ailly a la cabeza. Todo ello estaba unido al desarrollo de ideas contrarias al poder temporal del papado. Entre los años 1403 y 1418 varios antiguos alumnos del Colegio de Navarra fueron nombrados embajadores de la Universidad de París ante los Pontífices y los Concilios de Pisa (1409) y de Constanza (1415): Ponce Simonet des Justins (asesinado en las matanzas de 1418)y Mathieu Roeder, obispo de Tréguier.

En el aspecto intelectual, la Universidad de Paris fue centro donde tuvo especial eco el nominalismo, que se unió a las tradiciones aristotélicas y averroistas ya presentes desde el siglo XIII, y fue origen de un amplio movimiento científico de gran importancia para el posterior desarrollo de la ciencia moderna.

George Sarton, en su monumental Historia de la Ciencia, afirma que el Colegio de Navarra desempeñó un papel fundamental no sólo en la Universidad de Paris sino en el Reino de Francia, siendo la primera fundación real de ese tipo y quizá el más famoso de todos los Colegios franceses, y, desde luego, el más importante de ellos en la época de Oresme 14 . Esta apreciación no sólo puede aplicarse al Humanismo, como lo hace Gilbert Ouy. Por lo que se refiere a la ciencia, el impacto del Colegio de Navarra alcanzó un nivel universal.

Desde el comienzo de sus actividades, el Colegio de Navarra fue dirigido por personalidades de primera categoría que presiden y supervisan los estudios de los pensionistas. Entre ellas:

  • Jean de Jandun (1286-1328), filósofo aristotélico de corte averroísta, teólogo y escritor político, fue uno de los primeros Maestros del Colegio. Fue Maestro de los artistas en 1315, el mismo año de la puesta en marcha del Colegio. Tenía entonces unos 25 años. Participó en la reunión de maestros y estudiantes en la que se juraron los Estatutos del Colegio. Según la carta de fundación, el Maestro de los artistas debía ser un miembro destacado de la Facultad. Fue durante su estancia en el Colegio cuando Jandun compuso sus comentarios a la física, a la metafísica, al tratado sobre el alma y a los libros sobre el Cielo de Aristóteles. Esas obras, que le hicieron famoso, deben ser producto de su enseñanza en el Colegio de Navarra.
  • Nicolas Oresme (1325–1382), normando de nacimiento y discípulo de Jean Buridan - quien fue rector de la Universidad de París a la muerte en 1328 de Jean de Jandun y cabeza inspiradora de la escuela física de Paris -, economista, matemático, físico, astrónomo, filósofo, psicólogo, musicólogo, teólogo, primer traductor de Aristóteles, llamado el “Einstein del siglo XIX”, fue la gran figura del Colegio de Navarra en el siglo XIV. Junto con su maestro Jean Buridan, Oresme está considerado como uno de los principales precursores de la ciencia moderna. Sarton calificó a Oresme como uno de los más grandes científicos del siglo XIV; uno de los más grandes matemáticos, mecánicos y economistas de la Edad Media; y uno de los fundadores del lenguaje científico francés y de la prosa francesa en general.




    Charles V recibe un libro de Nicolas Oresme




    Entró en el Colegio de Navarra en 1348 para estudiar Teología, lo cual implica que era ya maestro en Artes. Debió obtener el doctorado en Teología como máximo en 1356, puesto que era un requisito para ser Gran Maestre del Colegio de Navarra, cargo que ocupó desde el 4 de octubre de 1356 (coincidiendo con la batalla de Poitiers en la que el rey Jean II es tomado prisionero por el Príncipe Negro y llevado cautivo a Londres) hasta 1361. Fue nombrado secretario del Delfín Charles (futuro Charles V “le Sage” ) en noviembre de 1359, del que probablemente había sido su tutor en la adolescencia. En 1378 comenzó el Cisma de Occidente, que sacudió con fuerza a la Universidad de Paris. Varios importantes maestros eran partidarios del papa de Roma, Urbano VI, frente al papa de Avignon, y esto provocó un éxodo que, por una parte, significó el declive de la Universidad de Paris y, por otra, la difusión en Europa de las ideas de Buridan y Oresme. Se abrió entonces una nueva época en la cual el tema central era la paz interna de la Iglesia. En esos momentos, varios personajes del Colegio de Navarra desempeñaron una función de gran relevancia en la Universidad de París y en la vida de la Iglesia. Precursor de Copérnico, de Descartes y de Galileo, le correponde un lugar de primer orden en la historia de la ciencia. Sus numerosos y polifacéticos. trabajos medievales prepararon de modo decisivo el advenimiento de la física moderna.


    Nicolas Oresme


  • Pierre d’Ailly (1351-1429), teólogo, astrólogo, filósofo y cardenal de la Iglesia (1411), famoso orador, había entrado en el Colegio de Navarra en 1363, casi inmediatamente después de que Nicolas Oresme dejase de ser Gran Maestre. En 1368 era Maestro de Artes en el Colegio, del que llegó a ser Gran Maestre en 1384, teniendo como discípulos a Gerson y a Clamanges. Insistió en la necesidad de recurrir a un Concilio para terminar con la división de la Iglesia, desempeñando una importante función en el Concilio de Pisa (1409) y en el Concilio ecuménico de Constanza (1414-1418). El pontífice Clemente VII le nombró Canciller de la Universidad de París en 1389. En el Gran Cisma de Occidente había tomado partido por el papa de Avignon  Benedicto XIII, aunque en el Concilio de Constanza tomó partido por el pontífice Martin V que restableció la unidad de la Iglesia bajo su papado.


    Pierre d'Ailly

  • el humanista Jean Rauli que hizo construir una importante biblioteca.

  • Nicolas Cornet (1592 – 1663), principal adversario de los jansenistas a quienes denunció ante el pontífice Inocencio X en 1649.

  • Jean Antoine Nollet (1700 – 1770), científico físico, se ocupó principalmente de la electricidad habiendo concebido los primeros electroscopios. Abre en 1753 la cátedra de física experimental en el Collège.

Jean Antoine Nollet

  • Mathurin Jacques Brisson (1721 – 1806), dedicado al estudio de la ornitología  y porteriormente profesor de filosofía natural (física).

Mathurin Jacques Brisson

tratado de ornitología
Mathurin Jacques Brisson

  • Joseph Marie Gros (1742 – 1792), tomó las ordenes, filósofo, fue elegido diputado por París en los Estados Generales de 1789 en donde defiende el Antiguo Régimen y los bienes de la Iglesia. Fue llevado a la prisión de Carmes en 1791 como contra-revolucionario, en donde fue víctima de las horribles masacres de septiembre de 1792 animadas por Danton (ministro de justicia del Consejo Ejecutivo) y Marat.

 

sello de Juana I de Navarra Champagne

 

Algunos de los alumnos del Collège de Navarre (ver más abajo)

 

capilla gótica del Collège de Navarre

"élégant bâtiment de style gothique, percé de grandes fenêtres ogivales,
avec le portail encadré de deux tourelles octogonales,
coiffées de lanternons en pierre et le toit surmonté
par un clocher en ardoises se terminant par une croix"


En un cierto momento los estudiantes del Collège de Navarre satirizaron a la reina Margarita de Navarra Angulema , hermana del rey François I, en una obra titulada “Una furia del Infierno” y éste exigió una apología.

Desde finales del siglo XVI, siguiendo la impulsión de los jesuítas, algunos Colegios se distancian de la Universidad para convertirse en establecimientos de enseñanza secundaria. En vísperas de la revolución francesa de finales del siglo XVIII el Colegio de Navarra es sin embargo uno de los centros más avanzados de París en la enseñanza de la ciencia moderna, tal como la había concebido Newton. A partir de julio de 1752 Luis XV había creado en el Colegio de Navarra una cátedra de física experimental. En ese momento, el Colegio construye un anfiteatro que podía acoger a 600 personas. Esta vocación científica y técnica del Collège debió de ser una de las razones por las que Napoleón Bonaparte decidiera trasladar la recientemente creada Ecole Polytechnique a los edificios e instalaciones del antiguo Colegio de Navarra, que conservaba todavía un importante inventario de equipos técnicos para ensayos y desarrollos científicos.

En 1763, tras la expulsión de los Jesuítas, se reorganiza la Universidad reuniendo 28 colegios en el Collège Louis-le-Grand que se convierte en el principal colegio de la Universidad. En ese momento quedan en la facultad de artes de París solamente 9 colegios, además del de Louis-le-Grand, impartiendo enseñanza: Collège du Cardinal Lemoine, Collège de Navarre, Collège des Grassins, Collège de Harcourt, Collège de la Marche, Collège de Lisieux, Collège de Montaigu, Collège du Plessis y Collège des Quatre Nations.

El Colegio de Navarra fue suprimido en 1793 por las instituciones populares emanadas de la revolución francesa. El 15 de septiembre de 1793 la Convención votó la supresión de los "collèges de plein exercice et des facultés de théologie, de médecine, des arts, et de droit (...) sur toute la surface de la Répubique. En fait, leur activité était profondément désorganisée depuis le début de la Révolution", según escribe J. Verger en "L'Histoire des Universités en France", Toulouse, 1986, p. 258. El período del Gran Terror había comenzado el 5 de septiembre de 1793 y el 17 de septiembre se promulga la ley de "los sospechosos". El 10 de octubre será proclamado el "gobierno revolucionario" en el que se concentra y se centraliza el poder de Robespierre. A partir de entonces se conocen las decisiones de la Convención, por medio de la creación del "Bulletin des lois de la République"

Napoleón Bonaparte

La Ecole Polytechnique (inicialmente llamada "Ecole Centrale des Travaux Publiques") es creada en 1794 por Lazare Carnot y Gaspard Monge. En 1798, 42 estudiantes e investigadores son seleccionados para acompañar a Napoleón en una expedición a Egipto. Será en 1805 cuando Napoleón establecezca la sede de la Ecole en la "Montagne Sainte Genevieve", en pleno centro de París, en el antiguo Colegio de Navarra (juntamente con las instalaciones del vecino Collège de Boncourt que anteriormente había sido reunido con el Collège de Navarre, rue Bordet ou Bordeille, actualmente rue Descartes) que se encontraba desafectado. El gran claustro del Colegio fue demolido en 1811 y asimismo demolido en 1836 el edificio construído por Pierre d'Ailly para poder crear un espacio para las nuevas construcciones de la entrada principal de la Escuela Politécnica. La capilla fue demolida en 1845, según informa J. Périn en "Les collèges. Le Collège de Navarre, anciens bâtiments et chapelle". El edificio medieval de la biblioteca, el salón de actos y el pabellón de Teología fueron derruídos en la segunda mitad del siglo XIX. Como resultado de todas estas destrucciones, los archivos del Collège de Navarre se dispersaron, en gran perte desapareciendo.

En esa ocasión, Napoleón transformó la joven Escuela Politécnica en una academia militar guiada por el lema « Por la patria, la ciencia y la gloria ». Los estudiantes pasan entonces a ser alumnos internos con estatuto militar, hasta el año 1970 en que la Ecole se transforma en una institución pública civil, aunque dependiente siempre del Ministerio de Defensa. En 1976 la Ecole se traslada a Palaiseau (a unos 20 km de París) donde dispone de un amplísimo campus.



école polytechnique
finales s. XIX

école polytechnique, antigua entrada

 

Una verdadera historia completa del Collège de Navarre no ha sido escrita, principalmente a causa de la falta de documentos. En el momento de su disolución sus archivos y biblioteca fueron dispersados y perdidos.


N O T A S

(1) una inscripción grabada en la capilla del Colegio en homenaje a su fundadora nos informa que la reina de Navarra vivió exactamente 33 años, 3 meses y 29 días, por lo que debió de haber nacido el 4 de diciembre del año 1271. (ver nota al lector sobre cómputo de años). Murió en Vincennes en 1305 y fue enterrada en el convento de los Franciscanos de París.

(2) la Reina designó en su testamento 8 ejecutores testamentarios elegidos entre sus más cercanos colaboradores: (1) Enguerrand de Marigny chambelán del Rey, (2) arzobispo de Sens, (3) Guy de Chatillon conde de Saint Pol y "bouteiller" de Francia, (4) Jean des Granges capellán del Rey, (5) Gilles de Pontoise, abad de Saint Denis, (6) padre Durand, confesor franciscano de la Reina de Navarra, (7) Martin de Bachambre, canciller de Champagne y (8) Simon Festu, doctor en teología y hombre de confianza de la Reina, archidiácono de Vêndome en la iglesia de Chartres, más tarde (1308) obispo de Meaux. De todos ellos, fueron fundamentalmente Gilles de Pontoise y Simon Festu los que realmente se ocuparon de llevar a buen término la fundación del Colegio de Navarra. Los ejecutores testamentarios dispusieron de un amplio márgen de maniobra para modificar el proyecto de la reina Juana I de Navarra. Decía así la Reina en su testamento:

"Nous voulons en surtout qye s'il y a aulcune chose à adiouster, corriger et amender en l'Institution de la Maison des escholiers et de l'Hospital, que nous ordonnons et commandons à nostre testament estre faits de nos biens, que nos dits executeurs y puissent adiouster, corriger et amender ce qui leur semblera que bon soit pour le pourfit de la Maison"

Así reformularon totalmente los estatutos fundacionales que publicaron en ocasión de la llegada de la primera promoción de becarios en 1315. Formularon un texto mucho más extenso y detallado que el que había propuesto la Reina

(3) el testamento de la Reina dedica más de un tercio de su contenido a esta institución que ella llamaba sencillamente "maison des écoliers" y que más tarde cambió la denominación por "collège de Navarre" en memoria de su fundadora. Los textos fundacionales del Colegio de Navarra qu se conservan son tres:

  • el testamento de fecha 25 de marzo de 1305 en el cual se expone el proyecto de la Reina. (ref. "Trésor des Chartres" Arch. Nat. J403 nº 15 y nº 16)
  • los estatutos de fundación que la reina justifica en su testamento de la siguiente manera: "Et pour ce que le gouverneur, les Maistres, les écoliers, les prestres et les clercs de ladite maison soient plus certains de l'estat et de la reigle que ils devroient tenir et garder, nous leur faisons laisser l'ordenance de leur fondation et institution plus pleinement en unes lettres scellées de nostre scel avecques le scel de nostres tres cher Seigneur devant dit". (ref. "Trésor des Chartres" Arch. Nat. J 155, nº 3 y 4º)
  • los estatutos que serán los oficiales, redactados por los ejecutores testamentarios en 1315.

    Estos documentos han sido publicados por Du Boulay en su "Historia Universitatis Parisiensis" , tomo IV, Paris, año 1665

    Además de estos tres documentos, existía en la Capilla una inscripción dedicada a la Reina, cuyo texto ha sido también publicado en la obra citada de Du Boulay (tomo IV, p. 85-86). Se trata de un poema de 63 versos en latín. Este texto proporciona algunas informaciones: un retrato de la Reina: condesa de Champagne y de Brie, reina de Navarra, detallando sus virtudes - vultu speciosa, provida, prudens, fide plena, speque abs pietatis habena - de las que resulta una persona que encarna la Prudencia y Sapiencia. Nos informa también de la edad exacta de la Reina: vivió 33 años, 3 meses y 29 días, fallecida en Vincennes y enterrada en el convento de los Franciscanos (Cordeliers) de París.


 


(4) G. Ouy, "Le Collège de Navarre, berceau de l'humanisme français", en "Actes du 95 Congrès nacional des Sociétés savantes", Reims, 1970, t.1, Paris, p. 275-299

(5) L. Bellaguet refiere los saqueos en 1418 por las tropas anglo-borgoñonas en "Chronique du Religieux de Saint Denis concernant le règne de Charles VI, de 1380 à 1422": "Le lendemain, mille de ces misérables environ se soulevèrent contre les principaux de la ville, et saisirent d'une main sacrilège ... plusieurs ecclésiastiques et écoliers de l'Université de Paris sous prétexte qu'ils adhéraient au comte d'Armagnac. (...) Il y en eut qui étendirent leurs violences jusqu'au fameux collège de Navarre qui dirigeait alors le vénérable Raoul de Laporte, docteur en théologie. Ils y entrèrent de vive force, enfoncèrent les portes des cellules des étudiants, qu'ils saccagèrent; ils enlevèrent aussi les livres de la bibliothèque et saccagèrent les écoliers de mauvais traitements. Ils auraient même tué méchamment plusieurs d'entre eux, si messire de l'Isle-Adam ne fût arrivé en toute hâte et n'eût apaisé quelque peu leur fureur par de douces paroles. Néanmoins, ils finirent par les traîner ignominieusement, comme les autres, dans les prisons du roi"


algunos de los alumnos del Collège de Navarre:

 

  • Armand Jean du Plessis, el futuro Cardenal Richelieu (1585-1642), entra a los nueve años de edad en el Colegio de Navarra (1594). Su padre había muerto en las guerras de religión y el rey Henri III agradeció esta entrega otorgándo a la familia el obispado de Luçon, razón por la cual Armand Jean du Plessis tomó las órdenes para asegurar el obispado dentro de la familia. Entró en el Colegio de Navarra en 1594 para estudiar filosofía. Cursó también estudios en la escuela de Monsieur de Pluvinel que formaba “gentilshommes” destinados a la carrera militar. Pero en 1605 cambia de rumbo hacia una carrera eclesiástica. En 1606 Henri IV le nombra obispo de Luçon. Es el primer obispo de Francia que aplicará las reformas institucionales que el Concilio de Trento había prescrito entre 1545 y 1563. La regente María de Medicis le nombrará en 1615 Gran Capellán de la infanta española Ana María Mauricia, hija de Felipe III y futura reina de Francia, esposa de Luis XIII. Accede al cardenalato en 1622 y en 1624 entra en el Consejo del Rey bajo la protección de María de Medici. El Rey confirma su confianza en Richelieu cuando éste propone para afirmar la autoridad del rey: eliminar el poder político del protestantismo, sojuzgar la nobleza y eliminar las pretensiones de la Casa de Austria en Francia. Considerado lo equivalente a un primer ministro del Rey en la actualidad, puede considerarse a Richelieu el primero en ejercer este cargo en la historia.


    cardenal Richelieu



    Luis XIII y el cardenal Richelieu



    Maria de Medicis
    reina y regente de Francia



  • El príncipe Enrique de Navarra (más tarde en 1572 Enrique III de Navarra Borbón y en 1589 Henri IV de Francia) entró en el Collège de Navarra en 1561.

príncipe Enrique de Navarra

  • Geoffroy Saint-Hilaire (1772-1844), famoso naturalista francés, entró en el Colegio de Navarra donde estudió “filosofía natural” bajo la enseñanza de M.J. Brisson.

  • Oronce Fine (1494-1555), famoso matemático y cartógrafo, experto en fortificaciones (realizador de la de Milán), obtuvo en 1522 un título de medicina por el Colegio de Navarra.  El 1531 tomó la cátedra de matemáticas en el Collège Royal (actualmente Collège de France).

Oronce Fine

mapa mundi coriforme de Oronce Fine
s. XVI

  • El cardenal Pierre de Ailly (1351–1429), que tan activamente trabajó para la resolución del Cisma de Occidente, fue rector del Collège de Navarre a finales del siglo XIV como se ha señalado anteriormente.

  • El padre del futuro San Francisco de Sales (1567–1722) (nacido en la región de Saboya) escogió el Collège de Navarre para la educación de su hijo en París en 1582 pero éste lo rechazó por considerar que ese Colegio era el más frecuentado por la gente de alcurnia. Finalmente escogió el Collège de Clermont de los jesuítas.

  • Jean Gerson (Jean le Charlier) (1363–1429), estudió en el Colegio de Navarra desde 1377, doctor en teología, discípulo preferido del cardenal Pierre d’Ailly que dirigió el Colegio. Predicador, filósofo, político, profesor y teólogo, su trabajo intelectual viene marcado por su aportación a combatir el neo-platonismo y la lógica del teólogo franciscano escocés Duns Scot, fundador de la escuela escolástica opuesta a la tomista. En 1395 sucedió a d'Ailly como Canciller de la Universidad de Paris. Alcanzó gran renombre y tuvo una intensa actividad pública, ocupándose de modo especial del problema de la unidad de la Iglesia, junto con d'Ailly. No intervino en el Concilio de Pisa, pero sí lo hizo, y con gran fuerza, en el de Constanza.

    Precisamente en Constanza tuvo una actuación de gran importancia para los acontecimientos que afligieron al Colegio de Navarra en los años siguientes. El 23 de noviembre de 1407, el duque de Orleans había sido asesinado en Paris por instigación del duque de Borgoña, y Jean sans Peur no sólo asumió la responsabilidad del hecho, sino que se justificó ante el rey y encargó su defensa a Jean Petit, quien sostuvo públicamente la legitimidad del tiranicidio. Como Canciller de la Universidad, Gerson sometió esa doctrina al juicio de los doctores en teología, quienes condenaron nueve proposiciones de Jean Petit. En 1415, en el Concilio de Constanza, Gerson denunció de nuevo esas ideas y consiguió que los padres conciliares condenaran de modo general el tiranicidio. Esa condena genérica no dejó satisfecho a Gerson y a la facción de los Armagnacs, y Gerson todavía manifestó fuertemente su descontento en su intervención del 5 de mayo de 1416 en Constanza. Cuando el Concilio acabó en 1418, tuvo noticias de que Jean sans Peur había jurado deshacerse de él y que otros habían pedido que fuese castigado ferozmente; en consecuencia, no volvió a Paris, y tomó el camino del exilio, yendo a Austria y después a una abadía benedictina de Alemania. En 1419 supo que Jean sans Peur había sido asesinado. Emprendió su vuelta a Francia, pero no llegó a Paris. Se quedó en Lyon, donde vivió hasta su muerte, en 1429. En Lyon volvió a encontrar a su antiguo amigo Gérard Machet, confesor del rey Carlos VII y también del Colegio de Navarra.

    En Paris, el Colegio de Navarra estaba claramente a favor de los Armagnacs y en contra de los Borgoñones en tan sangrienta guerra. Gerson tuvo un debate con los miembros del Colegio, que llevó a que el obispo de Paris condenara, el 23 de febrero de 1414, las afirmaciones con las que Jean Petit justificaba el tiranicidio de Jeans sans Peur. Esto dio lugar a represalias cuando el poder estuvo en manos de los Armagnacs. El 12 de junio de 1418 hubo una insurrección en Paris, acompañada por una matazna de prisioneros, entre los que se contaban varios miembros del Colegio de Navarra, que fue invadido y saqueado. El 14 de julio entraba solemnemente en Paris Juan sin Miedo. El 20 de agosto hubo una nueva matanza, que junto con la anterior tuvo como saldo unos 3.500 muertos. Jean sans Peur fue asesinado el 10 de septiembre de 1419, pero ni d'Ailly ni Gerson volvieron a Paris.

    La situación de la Universidad y de los Colegios llegó a ser lamentable en aquellos momentos. Desde 1420 se estableció la dominación inglesa en Paris y la decadencia de la Universidad fue en aumento.

  • Nicolás de Clamanges (1360-1437), al igual que Jean Gerson había sido discípulo de d'Ailly en el Colegio de Navarra. Los tres constituían un grupo empeñado en la reforma eclesiástica y la paz de la Iglesia que tenía notable influencia en la Universidad de París, en Francia y en toda la Iglesia. Clamanges entró en el Colegio de Navarra cuando tenía doce años, llegando a ser profesor de teología en 1386. En 1393 era Rector de la Universidad. En 1397 abandonó la docencia para ser secretario particular de Benedicto XIII, de modo que se vio envuelto en dificultades cuando Francia rompió con los papas de Avignon. Clamanges siempre buscó la paz y el entendimiento, y redactó diversos escritos en los que describía con lamentos las circunstancias de la época; uno de ellos es una carta dirigida a los profesores del Colegio de Navarra en la que justifica su actuación.

    A diferencia de d'Ailly y de Gerson, Clamanges volvió al Colegio de Navarra después de los acontecimientos de 1418 y continuó enseñando allí. Fue enterrado en la capilla del Colegio en 1437. Gilbert Ouy sostiene que Clamanges fue un pionero del nuevo Humanismo, que suele limitarse en esa época a Italia, de modo que el Colegio de Navarra habría sido el principal origen del Humanismo en Paris.

  • Jean de Montreuil (+ 1418) se encuentra entre los miembros del Colegio de Navarra que ejercieron especial influencia en esa época turbulenta de principios del siglo XV en Francia. Fue secretario de finanzas con el rey Charles V "le Sage" y ha sido calificado como el primer humanista en Francia. Condiscípulo de d'Ailly, murió asesinado tras la toma de París por la bandería borgoñona en 1418 cuando fue también asesinado Bernard de Armagnac.

  • Jacques Amyot (1513-1593). Por recomendación de la reina Margarita de Navarra fue profesor de latin y griego en Bourges, recibiendo del rey François I la abadía de Bellozane. Fue nombrado preceptor de los hijos de Henri II y Catalina de Medicis, así como regidor de la Orden del Santo Espíritu. Pio I le nombró obispo de Auxerre. Conocido traductor de Plutarco.

  • Jacques-Bénigne Bossuet (1627-1704), entró en el Colegio de Navarra a los 15 años para estudiar filosofía y teología. Obispo de Condom (1670) en Gascuña y Meaux, fue predicador en la corte de Luis XIV y gran defensor del absolutismo, siendo considerado uno de los mejores oradores de Francia. En septiembre de 1670 fue nombrado preceptor del Delfín Luis de Francia, hijo de Luis XIV y de la reina María Teresa, cargo que mantiene hasta 1680 cuando es nombrado obispo de Meaux.

Jacques-Bénigne Bossuet
obispo de Meaux

  • Marqués de Condorcet (1743-1794). Filósofo, matemático, politólogo francés y revolucionario, fue elegido en 1769 a la Academie Royale des Sciences. En 1774 es nombrado ministro en el gabinete Turgot, el economista amigo de Adam Smith a quien influenció. Girondino durante la revolución francesa, opuesto a los jacobinos de Robespierre, votó contra la ejecución de Luis XVI, proponiendo en cambio una condena perpétua a galeras. Fue condenado por trahición por decreto de la Convención de 8 de julio de 1793, pero logró esconderse en la casa de Mme. Vernet. Tras 9 meses de escondite salió pero fue arrestado en Clamart dos días después. Ingresado en la cárcel de Bourg-Egalité, fue encontrado muerto en su celda dos días después del ingreso. El presidente Mitterrand trasladó unas cenizas simbólicas del marqués al Panteón de París en diciembre de 1989. Enterrado en una fosa común de Bourg-Egalite (Bourg-la-Reine), su cadáver nunca fue hallado.

marquis de Condorcet
cour Napoleon
Louvre

  • Nicolas Oresme (1325-1356–1382), que más tarde habría de dirigir el Collège, desde la misma fecha en que alcanzó el doctorado (1356) hasta el año de su fallecimiento en 1382.

  • Joseph Marie Gros, doctor en teología, que más tarde habría de dirigir el Colegio de Navarra.

  • Guillaume Briçonnet (1470–1534), doctor en teología, obispo de Lodêve (1496), participa con su padre el cardenal Briçonnet en la coronación de Luis XII en Reims (1498). Fue embajador extraordinario (1516–1517) de Francisco I en Roma, como antes lo había sido  también del rey Luis XII (1507) ante el pontífice Julio II.

  • Jean Hennuyer (1497–1578), doctor en 1539, obispo de Lisieux y posteriormente (1543) cardenal, preceptor de Antoine de Bourbon-Vendôme. Adversario violento de los calvinistas, fue director espiritual de Diane de Poitiers y posteriormente de la reina Catalina de Medicis. Fue primer capellán de Henri II y de sus hijos François II, Charles IX y Henri III. Salvó a los protestantes de su diócesis en la matanza de San Bartolomé (1572).

Jean Hennuyer
evèque de Lisieux



  • Pierre de la Ramée (Peter Ramus) (1515–1572), terminó sus estudios en el Colegio de Navarra en 1536. Hhumanista y retórico francés, creador de la corriente antiaristotélica de pensamiento denominada en su honor Ramismo. Se rebeló y protestó con energía contra el excesivo escolasticismo de unas universidades en las que Aristóteles era el modelo único y la base de toda investigación filosófica, rechazando en firme cualquier aristotelismo como pura labor de higiene. Preconizó a cambio una lógica viva y abierta. La Sorbona recurrió al rey Francisco I para que prohibiera sus obras con un edicto (1 de marzo de 1544) donde se afirma que sus ideas son temerarias, arrogantes e impudentes. Ocupó la cátedra de matemáticas en el Collège de France (1551). Abjuró de la fe católica para seguir la protestante. En 1568 está en Alemania, y en Suiza estuvo como profesor en Heidelberg, Ginebra y Lausana. Le alcanzó la muerte en la matanza de hugonotes en la noche de San Bartolomé (1572).


  • Pierre de la Ramée


  • Condestable de Lesdiguières (1543 – 1626), conoció al futuro rey Henri IV en el Colegio de Navarra cuando éste tenía 9 años. Su pasión por las armas le hizo entrar en el ejército bajo las órdenes del baron Gordes, lugarteniente general del Rey y del Delfinado.  Jefe militar sin igual, diplomático y hábil negociador, el rey Henri IV decía de él que era “rusé comme un renard”. Llegó a ser Mariscal de Francia (1609), duque de Lesdiguières y Par de Francia (1611). Tras su conversión al catolicismo en 1622 sera nombrado chevalier du Saint Esprit. Entre 1600 y 1619 construye el castillo de Vizille.

condestable duque de Lesdigières
mariscal de Francia

castillo de Vizille

  • Charles Etienne Louis Camus (1699 – 1768), matemático y astrónomo, realizó sus estudios en el Colegio de Navarra. Fue profesor de la Academia de Arquitectura, examinador de ingenieros y del “corps royal” de artillería.

  • François d’Amboise (1550 – 1619), estudió retórica y filosofía. Acompañó al duque de Anjou (futuro Henri III) a Polonia en ocasión de su elección al trono polaco. En 1586 fue nombrado “avocat général” del Grand Conseil del Rey.

François d'Amboise

  • Jean Goulin (1728 – 1799), discípulo en el Collège del abbé Batteaux, profesor de elocuencia. Especialista en literatura griega y latina. Fue profesor de historia de la medicina en la Escuela de Medicina de París.

  • Hubert Robert (1733 – 1808), pintor paisajista, aquafortista, dibujante. Realizó estudios clásicos en el Colegio de Navarra entre los 12 y los 18 años. Entre 1754 y 1765 residió en Roma en donde estuvo cerca de Piranese y allí conoció al pintor francés Jean Honoré Fragonard. A su vuelta en París entró en la Academie Royale. Encarcelado en 1793 durante la revolución francesa, fue liberado tras la caída de Robespierre diez meses después. En 1800 fue nombrado conservador del nuevo Museo Nacional, proyectando entonces la reunión de las galerías del Louvre y las Tullerías, lo que reprodujo en un cuadro.

pintor Hubert Robert

  • Jean Marie de Lau (1738 – 1792). Estudió humanidades en el Colegio de Navarra, obteniendo en la Sorbona una licencia en teología. Nombrado por Luis XIV arzobispo de Arles, fue el arzobispo más joven de Francia en su época. En 1789 es diputado del Clero en los Estados Generales. El 2 de septiembre de 1792 es asesinado durante las horribles masacres en la prisión de Carmes, juntamente con  Joseph Marie Gros que había sido director del Collège de Navarre.

  • André Chenier (1762 – 1794 guillotinado), poeta francés. Participó con entusiasmo en los movimientos revolucionarios. Fue acusado por el Tribunal Revolucionario en un obscuro asunto de ocultación de papeles que concernían a Mlle. d’Estat, antigua amante y luego esposa del encargado de negocios de España con rango de embajador, José Oscariz,  relativo a supuestas compras de votos durante el proceso de Luis XVI.

André Chenier

  • Jean François de Hercé (1776 – 1849), obispo de Nantes (1838), estudió en el Colegio de Navarra de mayo 1789 a septiembre 1791. Tomó estado religioso tras fallecer su esposa en 1820.

  • Pierre de Ronsard (1524 – 1585), poeta y escritor francés, acudió al Colegio de Navarra  cuando tenía 9 años para estudiar humanidades. Fue nombrado paje y puesto al servicio del Delfín y luego de su hermano el duque de Orleans. En 1559 fue nombrado capellán ordinario del rey François II.  En las guerras de religión se alinea con los católicos, tomando incluso las armas.

  • Octavien de Saint Gelais (1468- 1502), clérigo, traductor y poeta, estudió teología en el Colegio de Navarra, entrando a formar parte de la corte del rey Charles VIII, quien le nombró obispo de Angulema en 1494.

  • Charles-François Lebrun, duque de Plaisance (1739 – 1824), estudió filosofía en el Colegio de Navarra, iniciándose como abogado en 1762 en París. En 1768 fue nombrado Inspector General de los “dominios de la Corona”. Fue discípulo de Montesquieu y admirador de la constitución inglesa. Acudió a Londres para presenciar los debates en el Parlamento. Partidario de una monarquía constitucional, fue diputado en la Asamblea Nacional Constituyente, por el Tercer Estado. Fue arrestado dos veces durante el Terror (1793 y 1794) y se libró de la guillotina por la llegada de la reacción Termidor. Fue también diputado durante el Directorio. Con la llegada de Napoleón fue nombrado en 1799  Tercer Cónsul. En 1808 aceptó, no sin recelos, el título de duque de Plaisance. En 1811 – 1813 sirvió como Gobernador General de Holanda. Luis XVIII le nombró Par de Francia y durante los “cien días” fue nombrado por Napoleón “grand maître” de la Universidad, lo que le perjudicó en la Restauración.

subir


 

"Historia Universitatis Parisiensis" , tomo IV, Paris, año 1665

 

testamento (1305)

fundación del Collège y estatutos de la Reina (1305)

estatutos de los ejecutores testamentarios (1315)

inscripción dedicada a la Reina en la Capilla del Colegio (1315)

 

* * * * * * * * * * * * * * * *

subir