Lugares  
    Personajes  
    Mapas  
    Temático  
 
 

Artajona

Navarra

 

El “Cerco” de Artajona es el conjunto fortificado medieval mejor conservado de Navarra. Data de los reinados de Pedro I y su medio hermano Alfonso I “el Batallador”, tras la donación de la villa a los canónigos de Toulouse, llevándose a cabo la construcción en los años 1085 -1109. En la misma época se construyó la iglesia de San Cernin (San Saturnino) de Pamplona.

El trazado del cerco es irregular y tiene forma arriñonada que resulta por la topografía del terreno. Su perímetro esta definido por robustos lienzos de sillería, jalonándolos torres cúbicas lisas que se asemejan a las de otras fortificaciones francesas. El cerco debió de contar con catorce torres, de las que quedan nueve en pie, además de los cimientos de otras tres. Dentro del recinto también formaban parte de la defensa la propia iglesia de San Saturnino con su torre y el llamado Castillo del Rey, un donjon de planta circular, hoy desaparecido. Antiguamente debieron de existir fosos y otras líneas de defensa.

El ingreso al recinto se hacía por varios portales, de los que subsisten dos: el portal de Remagua, emplazado en el muro sur frente a la fachada principal de San Saturnino, que presenta un arco rebajado y el de San Miguel emplazado en el lado opuesto de la fortaleza, junto a la antigua ermita de San Miguel, hoy desaparecida. Este arco, también rebajado, fue ampliado en 1966 para permitir el acceso de vehículos. Se tienen noticias de un tercer portal llamado Aitzaldea cuyo emplazamiento se hallaba en el lado sudeste de la muralla.

A mediados del siglo XII, Artajona se constituyó en “reino”. El rey García V Ramírez “el Restaurador” había casado a su hija Blanca con Sancho III de Castilla (1140). Se convirtió en un enclave castellano en el Reyno de Navarra por haber sido ofrecido Artajona en dote a su esposa Urraca. Sancho VI el Sabio lo reintegró a la corona de Navarra. El pequeño reino de Artajona incluída otras plazas como Larraga, Cabror, Miranda de Arga y Olite.

 

 

 

 

San Pedro y San Saturnino