Lugares  
    Personajes  
    Mapas  
    Temático  
 

alcázar de La Suda (o Zuda)

Lérida

 

Tiene sus orígenes en un primitivo recinto fortificado construído sobre un promontorio rocoso por orden del caid Ismail Ben Musa de la familia Banu Qasi, utilizando materiales romanos en un intento de reforzar el emirato de Córdoba a finales del siglo IX.

El alcázar estaba construído en un enclave alto, o esplanada en una colina, llamado “La Zula” en donde se encontraban los artificios mecánicos para subir agua desde el río. Esta fortaleza sirvió de refugio al último califa de Córdoba Hisham III al-Mu'tad (1027-1031) en tiempos de Sancho III el Mayor de Navarra.

Fortaleza de origen musulmán que con Ramón Berenguer IV el recinto de “la Suda” sarracena se tranformó en castillo real, palacio y catedral. Esta fortaleza fue testigo de la boda del conde de Barcelona Ramón Berenguer con Petronilla , hija del rey de Aragón Ramiro II , unión que conllevaría la unificación del Principado de Cataluña y del reino de Aragón.

Petronila y Ramon Berenguer

Jaime I mandó realizar varias dependencias con cubiertas góticas reconstruyendo el palacio en el siglo XIII y sustituyendo las techumbres por bóvedas de piedra. En el siglo XIV, Pedro IV el Ceremonioso llevó a cabo nuevas reformas como la construcción de una capilla real y en 1641 el francés Saint-Pol comenzó la construcción de la fortaleza moderna.

Jaime I el Conquistador

Lo que queda actualmente de la fortaleza es de época medieval, correspondiente a la fortificación que hizo construir el rey Pedro III en el siglo XIV. También conserva fragmentos de la murallas borbónicas, formadas por distintas puertas, muros, explanadas y fosos .

Hasta Pedro IV el Ceremonioso la Suda ostentó una gran influencia que decaería en épocas posteriores. Sus funciones han sido muy variadas, desde edificio defensivo hasta cárcel en época de Felipe IV. A lo largo del tiempo sufrió numerosos destrozos ocasionados por las distintas guerras. Se conserva muy poco de esta fortaleza ya que en los siglos XIX y XX sufrió dos explosiones en el polvorín, durante la guerra contra Napoleón y la guerra civil de 1936. De la primitiva edificación musulmana quedan unos 426 metros cuadrados, aunque no se distinguen bien del resto de la edificación.

 

Se sitúa el nacimiento de las Cortes Catalanas en la asamblea convocada por el legado pontificio - cardenal Pietro de Benevento - celebrada en el castillo de “La Suda” en el año 1214. Esta convocatoria respondía a la necesidad de ordenar la confusa situación creada tras la muerte del rey Pedro II en la batalla de Muret y el inicio del reinado de su hijo Jaime I el Conquistador. Éste realizó allí su juramento ante los prelados y magnates de la curia real y ante los representantes de las ciudades y pueblos.